Roberto Carlos

AMOR SIN LÍMITE

2018

2 ESA MUJER (FT. ALEJANDRO SANZ)

Tengo la mirada triste desde su partida,
agarró lo que tenía y me lo arrebató;
tengo en la cartera mía su fotografía
y una huella de sus labios en el cuello me dejó.

Ella lleva tu alegría en sus ojos negros,
ella te quitó la risa y te dejó el desvelo.
Debe ser algo muy grande el amor que tenías,
aún cuando tenías muy claro que no volvería, mira.

Olvídate,
ya vive aquí, mi piel,
aléjate,
dijo “regresaré”,
hay que entender y aceptar que ya se ha ido,
no digas eso, mi amigo.
Mira, esa mujer que fue tan buena,
esa mujer hoy es tu pena,
suelta, camina y olvida de alguna manera.

Me he quedado todo el día acostado en una cama,
miro sus fotografías para revivir, eso no ayuda, amigo.
Hoy se vuelve frío el pan que tueste en las mañanas,
y el café se siente amargo si ella no está aquí.

Aprovecha esta tristeza y escribe canciones,
vete al bar de la esquina a mendigar sonrisas;
con el tiempo pasarán estas desilusiones,
los buenos amigos hacen que pasen de prisa, mira.

Pero, olvídate,
ya vive aquí, mi piel,
aléjate,
dijo “regresaré”,
hay que entender y aceptar que ya se ha ido,
no digas eso, mi amigo.
Esa mujer que fue tan buena,
esa mujer hoy es tu pena,
suelta, camina y olvida de alguna manera.

Amigo, olvídate,
ya vive aquí, mi piel,
aléjate,
dijo “regresaré”,
hay que entender y aceptar que ya se ha ido,
no digas eso, mi amigo.
Esa mujer que fue tan buena,
esa mujer hoy es tu pena,
suelta, camina y olvida de alguna manera.

Olvídate y aléjate.