Pampa Yakuza |


Últimas Letras Vistas
EL DEBE

Hola, cómo va?... no sé si te acordás de mí,
duermo a la izquierda junto a la ventana
en este imaginario límite de la frazada,
pretendo invadir tu ser.
29 de casados, 3 de novios y dos hijos
que acompañan desde el marco de las fotos
y nosotros solos, como en un principio
sin los besos, con las llagas de vivir el precipicio.
Haciendo un balance, gana por robo el debe
cuánta lágrima ha corrido bajo nuestro puente,
lo que hicimos bueno, ya nos hizo a un lado
lenta la agonía del tumor de este fracaso.
Sigue soplando, sigue soplando,
señal que nos vamos apagando.
Siento el alquitrán conquistándome la boca,
y la tuya, ajena, escondida entre las ropas.
¿dónde reencontrarse cuando estamos como idos?
si el deseo se hizo ancho en el olvido.
Propongo celebrar un cese de hostilidades
derramando vida, en un combate cuerpo a cuerpo,
matando a estas viejas momias insolentes,
reencarnado luego con la furia adolescente.

Pie de pagina