Cnco

CNCO

2018

10 MI MEDICINA

Uh, oh, uh, oh, oh,
uh, oh, uh, oh, oh,
Uh, oh, uh, oh, oh.

¡CNCO!

Son esas ganas de sentirte cerca al pronunciar tu nombre,
cada segundo que no estás conmigo es una eternidad.
Apareciste en mi vida cuando yo estaba perdido
y me entregaste lo mejor de ti, sin pedir nada más.

Se me va la cabeza,
si dices “te quiero” te bajo la luna,
te sueño despierto;
por una caricia, sabes que me muero.
Y tu mente y la mía están en sintonía,
eres el motivo
que alegra mi vida,
esa melodía que rompe el silencio.

¿Qué está pasando? Que esa carita divina
se ha vuelto mi medicina
y poco a poco yo me estoy sanando.
Son esos labios los que me tienen atado,
como un loco enamorado;
sin darme cuenta ya me has conquistado.

Uh, oh, uh, oh, oh,
uh, oh, uh, oh, oh,
Uh, oh, uh, oh, oh.

Yo necesito tu remedio porque estoy enfermo,
me sube la fiebre cuando no tengo tu cuerpo.
No sé qué me pasa, esto es un misterio,
pero se me cura con besitos en el cuello.

Señorita venga aquí
y déme esa receta que me gusta a mí,
que así, convaleciente, no puedo vivir,
si no es junto a ti.

Se me va la cabeza,
si dices “te quiero” te bajo la luna,
te sueño despierto;
por una caricia, sabes que me muero.
Y tu mente y la mía están en sintonía,
eres el motivo
que alegra mi vida,
esa melodía que rompe el silencio.

¿Qué está pasando? Que esa carita divina
se ha vuelto mi medicina
y poco a poco yo me estoy sanando.
Son esos labios los que me tienen atado,
como un loco enamorado;
sin darme cuenta ya me has conquistado.

Uh, oh, uh, oh, oh,
uh, oh, uh, oh, oh,
Uh, oh, uh, oh, oh.

Es que me tiene loco, estoy obsesionado,
vivo en un mar de dudas, si no estás tú a mi lado.
Por que ella es mi primer amor, es tan inmenso como el sol,
es tan grande que llena de vida mi corazón.

¿Qué está pasando? Que esa carita divina
se ha vuelto mi medicina
y poco a poco yo me estoy sanando
(poco a poco yo me estoy sanando).
Son esos labios los que me tienen atado,
como un loco enamorado;
sin darme cuenta ya me has conquistado.

¿Qué está pasando? (¿Qué está pasando, bebé?)
Que esa carita divina se ha vuelto mi medicina
y poco a poco yo me estoy sanando.
Son esos labios los que me tienen atado,
como un loco enamorado;
sin darme cuenta ya me has conquistado
(sin darme cuenta ella me ha conquistado).