Abel Pintos

11

2016

6 MARIPOSA

Cada noche de este viaje
que parece no terminar,
te vuelvo a soñar.
¿Será una obsesión, será la ansiedad?
Será que no lo quiero evitar.

Y me asusta por momentos,
y me gusta por igual
que sea cada vez más real.
Puedo sentirte en la piel,
puedo probarte la miel,
puedo pedirte más.

Es una fantasía tan hermosa,
un sueño sin fin.
Te veo ardiente, dulce y caprichosa,
bailar para mí.
Entre el perfume suave de las rosas
de nuestro jardín,
con el abrazo de la mariposa,
te posas en mí.

Nadie va a decirme qué hacer,
sólo yo puedo ver lo que pasa en mí.
Y no voy a decir a nadie cómo verme o tratarme,
soy un simple aprendiz.

Cada final de los días
lo real se confunde con lo onírico,
me pierdo en un mundo fantástico, único y mágico,
porque es contigo.

Y es una fantasía tan hermosa,
un sueño sin fin.
Te veo ardiente, dulce y caprichosa,
bailar para mí.
Entre el perfume suave de las rosas
de nuestro jardín,
con el abrazo de la mariposa,
te posas en mí.

Contigo es la vida tan hermosa,
un sueño sin fin.
Eres ardiente, dulce y cariñosa
amándome así.
Entre el perfume suave de las rosas
de nuestro jardín,
al fin el vuelo de la mariposa,
reposas en mí.