Coti

GATOS Y PALOMAS

2007

5 LAS HORAS

Dejó a su novia en Barcelona
comiéndose las donas y regalos del civil,
minutos antes de la boda,
compró un disco de moda y un pasaje
hacia Brasil.

No hubo despedidas,
eso está bien,
sólo que era un buen día
para irse y dijo:

"las horas no me van a esperar"

dieciocho mil millas en moto,
amigo y copiloto, guerrillero y buen doctor,
lo tuvo todo y lo dio todo,
esposa amante hijos y hasta una revolución.

No quiso más despedidas,
eso está bien,
cuando era chico un buen día
caminaba y dijo:

"Las horas no me van a esperar".

Miró a los ojos de su jefe,
un niño pijo avaro, medio raro, acosador,
le dio una cita en la Cibeles,
y con un tenedor crucificó
venganza y despedida,
eso está bien