Gonzalo Aloras

12

2011

9 BYE BYE URUGUAY

Empieza la mañana cuando el sol
frío y distante,
ilumina el radio grabador,
mientras suena en el parlante
el ritmo de su canción,
al mismo de su corazón.

Antes su ventana daba al mar,
ahora veo una autopista,
ya los caracoles no se dan,
y está lleno de turistas.
No va a perder su convicción,
aunque se aleje de todo.

Afuera queda el mundo,
ya no puede ni escuchar,
la fuerza de su rumbo
y de su soledad.

No va a perder su convicción,
aunque se aleje de todo.

Afuera queda el mundo,
ya no puede ni escuchar,
la fuerza de su rumbo
y de su soledad.

Afuera queda el mundo,
ya no puede ni escuchar,
la fuerza de su rumbo
y de su soledad.

Termina la jornada con el sol
frío y distante,
cuando apago el radio grabador,
y una música en el aire
me hace pensar cómo seguir
y los buenos tiempos por venir.