Alex Ubago

MALDITO MIEDO - SINGLE

2019

1 MALDITO MIEDO (FT. SOGE CULEBRA)

Cuanto tiempo sin oírte y sin saber de ti,
me dijeron que te fuiste y ahora eres feliz.
Todo sigue como lo dejaste por aquí,
pero te llevaste el sol dejando un cielo gris.

Mis amigos dicen que te olvide de una vez,
yo digo que sí, pero quiero volverte a ver.
No me importa si te has ido lejos, llegaré,
lo he perdido todo, ya no hay nada que perder.

Contestas, cuando creí que ya no habría respuesta,
como quien deja una ventana entreabierta,
por no saber lo que podría pasar.

Y mientras, una esperanza renovada despierta,
y no permitiré que todo se pierda,
por el maldito miedo a confiar.

No te preocupes si me quedo aquí sentado,
el viento sopla fuerte pero esperaré,
no se moja mi piel, no hay nada que perder,
no cesa al caminar, no sé si llegaré.

Eres mi sueño, sigo despierto y lo sé.
Vas a clavarme, vas a matarme tal vez,
préstame tus alas y yo lejos volaré,
solo por retroceder.

Contestas, cuando creí que ya no habría respuesta,
como quien deja una ventana entreabierta,
por no saber lo que podría pasar.

Y mientras, una esperanza renovada despierta,
y no permitiré que todo se pierda,
por el maldito miedo a confiar.

No quisiera complicarte más la vida ya,
ni pretendo que de golpe todo sea igual,
pero si lo guardo creo que me va a explotar,
en el pecho el ansia de decirte la verdad.

Yo prefiero confesar esto que siento,
aunque tenga que morir en el intento.
No quiero decir un día que me arrepiento,
por no haberlo hablado claro en su momento.

Contestas, cuando creí que ya no habría respuesta,
como quien deja una ventana entreabierta,
por no saber lo que podría pasar.

Y mientras, una esperanza renovada despierta,
y no permitiré que todo se pierda,
por el maldito miedo a confiar.

Oh, oh, oh.
Por el maldito miedo, por el maldito miedo.
Oh, oh, oh.
Por el maldito miedo a confiar, por el maldito miedo a confiar.

Oh, oh, oh.
Por el maldito miedo, por el maldito miedo.
Oh, oh, oh.
Por el maldito miedo a confiar, por el maldito miedo a confiar.

Cuanto tiempo sin oírte y sin saber de ti,
me dijeron que te fuiste y ahora eres feliz.
Todo sigue como lo dejaste por aquí,
pero te llevaste el sol dejando un cielo gris.