Camila

HACIA ADENTRO

2019

3 SOBREVIVIENDO

Te amo tanto
que aprendí a decir tu nombre antes que el mío;
si llegamos a la orilla del vacío,
si tú saltas, yo te sigo.

Te quiero tanto
y estamos cerca porque miente la distancia,
y cada foto es un atajo a nuestra infancia,
cuando lo simple tenía importancia.

Y saltar en la lluvia llorando de risa,
¿Por qué lo dejamos de hacer?
¿Por qué nadie nos dijo que el tiempo no avisa,
que es una trampa crecer?

Fuimos creciendo
sin darnos cuenta que iba a doler.
Sobreviviendo
a ser el adulto que no quiero ser.
Hoy la sangre llama,
mi alma me reclama
que mis manos no supieron sostener
los momentos que jamás van a volver.

Extraño tanto
cuando no había sillas vacías en la mesa;
con chocolate nos curaban la tristeza,
cargar el mundo que ahora pesa.

Dispararle a la luna con globos de agua,
volar un avión de papel.
¿Por qué nadie nos dijo que el tiempo no cambia,
que es una trampa crecer?

Y fuimos creciendo
sin darnos cuenta que iba a doler.
Sobreviviendo
a ser el adulto que no quiero ser.
Hoy la sangre llama,
mi alma me reclama
que mis manos no supieron sostener
los momentos que jamás van a volver.

Te amo tanto
que ya no quiero vivir más del pasado
y aprovecho los segundos a tu lado;
crecer contigo es lo mejor que me ha pasado.