Enrique Bunbury

EXPECTATIVAS

2017

8 BARTLEBY (MIS DOMINIOS)

De mala gana
haré lo que me pidas,
no esperes que siga
tus designios con sumisión.

Preferiría no hacerlo,
no levantarme de la cama,
dedicarme a la contemplación
y al dolce far niente.

Cumplí con mi deber
como ciudadano y marido,
pagué mis impuestos
contra mi voluntad.

Estos son mis dominios;
desde esta atalaya
hasta donde la vista alcanza,
nada de lo que ves es mío.

Críe a todos mis hijos
y les di educación
y, a una edad venerable,
un hombre precisa

El tiempo indispensable
para desconectarse,
no ver más televisión
y dejar de atender a la actualidad.

No quiero entender nada,
porque nada es necesario,
no escucho ni veo,
ni siquiera hablo.

Estos son mis dominios;
desde esta atalaya
hasta donde la vista alcanza,
nada de lo que ves es mío.

Ya sabes que como poco,
que vivo del aire,
no esperes que siga
tus designios con sumisión.

Estos son mis dominios;
desde esta atalaya
hasta donde la vista alcanza,
nada de lo que ves es mío.
Nada de lo que ves es mío.
Nada de lo que ves es mío.