David Bisbal

HIJOS DEL MAR

2016

5 DUELE DEMASIADO

Duele demasiado, duele demasiado
ver la infancia detenida en ese mar de pies descalzos
mientras todos se lavan las manos.
Y me duele demasiado, duele demasiado.

Mira el otro lado, mira el otro lado,
no te gusta darte cuenta cuántos nadan en el fango,
esos ojos te están vigilando,
es más fácil olvidarlos, fácil olvidarlos.

Por la culpa de otros pagan muy caro
un contrato que jamás han firmado.

Por ti, porque a la orilla nunca llegas,
por mí, porque hoy el corazón me quema.
Si el mundo sigue equivocado,
no puedo aguantar este grito callado por ti,
por mí, por los que ni se enteran.
Duele demasiado, duele demasiado.

Una vida buena, una vida buena,
una casa, un plato de comida, un cielo sin fronteras,
y el amor que con tanta pasión les llega
cuando más se desesperan, más se desesperan.

Por la culpa de otros pagan muy caro
un contrato que jamás han firmado.

Por ti, porque a la orilla nunca llegas,
por mí, porque hoy el corazón me quema.
Si el mundo sigue equivocado,
no puedo aguantar este grito callado por ti,
por mí, por los que ni se enteran.

Si te duele como a mí, abrázalo.
Si te duele como a mí, abrázalo.

Por ti, porque a la orilla nunca llegas,
por mí, porque hoy el corazón me quema.
Si el mundo sigue equivocado,
no puedo aguantar este grito callado por ti,
por mí, por los que ni se enteran.
Duele demasiado, duele demasiado.
Duele demasiado, duele demasiado.
Duele demasiado.