Abel Pintos

11

2016

8 CACERÍA

Nos estamos haciendo mal
en lugar de partir las diferencias.
Nos abrimos más heridas
con el filo que nos queda.

Nos usamos de paracaídas,
gritándonos “sálvese quien pueda”,
nos estamos haciendo mal.

Nos estamos haciendo mal
en lugar de servir a la inconciencia,
nos mentimos por la espalda,
con el miedo que nos quema.

Nos matamos en la cacería,
contamos el viento que nos lleva.
Nos estamos haciendo mal.

A veces nos alcanza con mirarnos,
a veces con lastimarnos.
¿Cómo he llegado aquí? ¿Qué hacíamos allí?
No había tiempo para explicarnos.
A veces nos alcanza con mirarnos.

Nos estamos haciendo al
en lugar de aceptar la derrota,
maquillamos la miseria
por la furia que provoca.
Evitamos palabras prohibidas,
temblamos rozándonos la boca.

A veces nos alcanza con mirarnos,
a veces con lastimarnos.
¿Cómo he llegado aquí? ¿Qué hacíamos allí?
No había tiempo para explicarnos.
A veces nos alcanza con mirarnos.

A veces nos alcanza con mirarnos,
y a veces con lastimarnos.
¿Cómo he llegado aquí? ¿Qué hacías tú allí?
No había tiempo para explicarnos.
A veces nos alcanza con mirarnos.
Oh, mirarnos.