Luciano Pereyra

LA VIDA AL VIENTO

2017

3 LLEGASTE

Recuerdo el día que te conocí,
tú me estabas sonriendo
y me hiciste sonreír.

Recuerdo como si fuera ayer,
no quería enamorarme
y hoy me tienes a tus pies.

Es que me han hecho tanto daño,
he sufrido tanto engaño
con tantos besos de mentira,
pero el mundo gira y gira.

Y tú llegaste
y la vida me cambiaste.
El único dolor que siento
es cuando estoy lejos de ti.

Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
tú me prendiste fuego,
me pones caliente el cuerpo y la mente
y se derrite el hielo.
Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
cuando muerdo tu boca.
Y aunque te duele,
sé que te gusta porque te vuelves loca.

Tú me hiciste entender
que de amor nadie se muere,
para qué sufrir por una,
cuando hay tantas mujeres.

Mujeres como tú,
que en verdad valen la pena.
¿Para qué pensar en otra
si ya tengo quien me quiera?

Es que me han hecho tanto daño,
he sufrido tanto engaño
con tantos besos de mentira,
pero el mundo gira y gira.

Y tú llegaste
y la vida me cambiaste.
El único dolor que siento
es cuando estoy lejos de ti.
Oh, oh, llegaste
cuando menos lo esperaba,
yo que no buscaba nada
y ya eres todo para mí.

Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
tú me prendiste fuego,
me pones caliente el cuerpo y la mente
y se derrite el hielo.
Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
cuando muerdo tu boca.
Y aunque te duele,
sé que te gusta porque te vuelves loca.

Ya no hay frío si me besas y me tocas,
el gustito de tus labios me provoca,
tú vuelves mi mundo un verano de amor.

Llegaste
y la vida me cambiaste.
El único dolor que siento
es cuando estoy lejos de ti.

Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
tú me prendiste fuego,
me pones caliente el cuerpo y la mente
y se derrite el hielo.
Oh, oh, oh...
Fuego, fuego,
cuando muerdo tu boca.
Y aunque te duele,
sé que te gusta porque te vuelves loca.

Recuerdo el día que te conocí,
tú me estabas sonriendo
y me hiciste sonreír.